4+1 Motivos para no estudiar ingles en el extranjero

…ni tampoco enviar a tus hijos.

Hace unos días me contactaron de una escuela de idiomas por si me interesaba hacerme eco de su academia de inglés en un país angloparlante. A cambio me añadirían en su directorio de recursos de aprendizaje de inglés.

Es la primera vez que me contactan en este blog para estos temas y me quedé un tanto sorprendido ya que no es un blog que lo esté visitando miles de personas a diario, nada más lejos de la realidad! Esto es una práctica muy habitual en el mundo de los blogs llamada intercambio de enlaces que sirve, o servía para que el señor Google te posicionara mejor en sus búsquedas.

El hecho es que decliné la oferta y ahí acabó el asunto, ya que este tipo de prácticas no me aportan nada en mi blog personal. Sin embargo dándole vueltas a cerca de cómo podría hablar sobre las ventajas de apuntarse a una academia de este tipo, me di cuenta que solo se me ocurrían motivos en contra (excepto uno).

1) Te gastarás un pastón

Estos cursos para estudiar ingles en el extranjero suponen toda una serie de gastos los unos mayores que otros. El viaje normalmente en avión, el alojamiento que normalmente se sube por las nubes en las épocas estivales, que es cuando se suelen organizar estos cursos, el material Y todo por supuesto organizado por la academia para evitarte complicaciones!

Para una estancia de 20 días la broma te podrá salir hasta por medio millón de las antiguas pesetas, se dice pronto 3000€.

2) No hablarás inglés con nativos

Si claro, vas a tener un profesor nativo que te va volver a explicar una y otra vez los phrasal verbs, el genitivo sajón, y todo lo demás durante las 4 o 5 horas que estés en un aula. Pero dudo que vayas a tener una conversación con él de más de una hora a la semana en total. Las demás conversaciones que vas a tener con “nativos” como con el conductor del autobús, el tendero de la esquina, la cajera del supermercado, van a ser conversaciones tan efímeras que te podrías comunicar si quisieras tan solo con señas sin necesidad de abrir la boca.

3) No practicarás inglés

Seguro que en el grupo que te toque o en la academia encontrarás a otros angloparlantes venidos de lugares tan exóticos como Móstoles, Cartagena, Gerona o Burgos! Así que el mal trago que tienes que pasar para comunicarte en un país extranjero se convertirá en un ameno entretenimiento alrededor de unas cervezas al salir de las clases, para pasar el rato hablando de “la Roja” y organizar la velada de la noche.

También dudo mucho que tu inglés mejore mucho durante tu estancia hablando con italianos, griegos o franceses el poco tiempo que no estés rodeado de españoles.

4) No aprenderás nada nuevo

La mayoría de aspectos que des en las clases no serán nuevos para ti, es posible que ya los habrás visto cientos de veces a lo largo de los años. ¿Pagar para que te vuelvan a explicar lo que tienes en decenas de libros de texto y libretas vale la pena?

5) ¿Ya he dicho que es muy caro?

Yo podría estar practicando mi inglés 3 horas por semana por skype con mi profesora nativa de ingles durante todo un año y aún me saldría más barato que una estancia de ese tipo.

Yo pensaba que ya estábamos escarmentados después de los años locos de la burbuja, pero parece que aun continua…

Con todo esto no quiero decir que no se aprenda inglés, of course! pero creo que hay maneras mucho más sensatas de aprender un idioma sin tirar con pólvora del rey.

y un motivo a favor…

Si vas, te lo pasarás pipa! (tú o tus hijos) 😉

20120304-IMG_2302